How a Witch Works Energy

Cómo funciona una bruja Energía

Energía de trabajo antes de una actuación en la calle

Mi versión de la brujería es profundamente vivencial. No leo sobre eso, ni pienso en ello, ni hablo de ello, tanto como lo experimento. Lo vivo. Por supuesto, he leído, pensado y hablado mucho sobre brujería y magia a lo largo de mi vida, y eso ha sido interesante, útil y divertido. Pero no ha sido el experiencia de SER bruja y TRABAJAR magia.

Hay tantas prácticas, herramientas y rituales como brujas. Debido a que no hay doctrina, ni guía, ni reglas, un curioso recién llegado al Arte puede sentirse abrumado fácilmente. Astrología, Tarot, colores, días de la semana, números, plantas, animales, diosas y dioses, metales, piedras, cristales, ángeles… ¡hay tanto para elegir! Tantas cosas pueden ayudar a nuestro trabajo. Estas cosas son extremadamente útiles y también muy divertidas, al menos eso creo.

Pero mi enfoque fundamental de la magia y de ser una bruja es mi relación con la energía. La misteriosa fuerza vital que me mantiene respirando sin que tenga que quererlo conscientemente. La “capacidad de hacer trabajo”, como dicen en física. La calidad del ser de alguien. Empiezo con mi propia energía. Ser tan consciente de sí mismo como sea posible es una pieza fundamental para trabajar con una magia poderosa. Necesito saber cuánta energía estoy usando, cuál es su calidad, si se está proyectando a otros de manera inconsciente, cómo la estoy usando en cada momento de vigilia (e incluso de dormir). A medida que me vuelvo más consciente de cómo la Fuerza de Vida está encarnada en mí, también puedo convertirme en un observador amoroso de cómo la energía se manifiesta en todas las cosas del Universo: otras personas, plantas, animales, ideas, relaciones ... todas las cosas. !

Aquí tienes un ejercicio rápido para que comiences a notar la energía. Siéntese cómodamente, cierre los ojos y respire profundamente algunas veces. Observe cómo se siente en su cuerpo: ¿tiene frío, calor, demasiado calor, está bien? ¿Estás alegre, aburrido, emocionado, triste? ¿Estás preocupado o a gusto? ¿Eres consciente del tú que no eres tú? ¿Sientes una parte de ti que no es tu cuerpo, tal vez ni siquiera en tu cuerpo? Respire este ejercicio durante unos minutos y vea si puede conectarse con imágenes, sonidos, olores, texturas o sabores que le parezcan captar toda la esencia de cómo es su energía hoy. Recuerda que este ejercicio se parece más a la poesía que a la observación empírica, por lo que lo importante es que tengas una idea clara de todo tu cuerpo energético, no con qué "precisión" podrías describirlo a otra persona. Una vez que reciba un golpe de su energía, vuelva a ella a lo largo del día y vea si sigue igual o si está cambiando, y comience a prestar atención a cómo la conciencia de su energía afecta sus interacciones y comportamientos.

Con el tiempo, podrás conectarte muy rápidamente a cómo es tu energía y también a querer que sea diferente, que es lo que yo llamo trabajo energético. Luego, puede comenzar a sentir las energías de los demás e incluso trabajar para cambiar esos patrones de energía también. Las brujas son muy hábiles en la danza de la interacción perpetua y la interdependencia profunda. La belleza de esto es que mientras que la energía es la “capacidad de hacer el trabajo” y la potencia es “la velocidad a la que se realiza el trabajo”, solo puedes imaginar lo que el saber cómo trabajar la energía puede hacer por el poder de alguien. Y el poder es también la capacidad de hacer, actuar o tener influencia. Puede ver cómo el trabajo de la energía no se puede describir o capturar completamente en unos pocos párrafos, pero estoy seguro de que comenzará a tener una idea de por qué trabajar con energía es una habilidad importante: le permitirá cambiar su forma a la suya. gustar primero, y luego expandir ese alcance para ayudar a cambiar de forma el mundo en uno que dé la bienvenida y apoye a todos.

How I Use My Altar

Cómo Uso Mi Altar

Mi configuración actual

He tenido un altar en mi casa durante la mayor parte de mi vida adulta. La encarnación más reciente de mi altar tiene unos 15 años, es una mesa de living de Ikea que está totalmente carreteada y ha estado en mi pieza, en el living, o en el otro dormitorio cuando he tenido la suerte de tener otro dormitorio. Un altar es para una bruja como un escritorio para una emprendedora. Yo soy las dos cosas, y no me imagino tratando de escribir propuestas, facilitando reuniones en Zoom y entregando proyectos sin mi escritorio. Se podría, pero mejor no.  

Mi altar es lo mismo: un espacio de trabajo. He hablado sobre por qué me gusta el dicho "trabajar la magia", porque en realidad es trabajo, y tener un espacio de trabajo dedicado a la magia es un lujo. Cuando se trata del trabajo energético, es aún más importante porque volver al mismo lugar una y otra vez para todas las cosas relacionadas con la brujería crea un cierto hábito y una senda energética en mi ser que es bastante útil. Mi conocimiento espiritual profundo, mi ego, mi Ser Superior, la Diosa, todos los Espíritus con los que puedo estar trabajando, mi mente subconsciente, mi personalidad, incluso mi novio, todos saben que cuando voy a sentarme en el altar, algo especial está a punto de suceder. 

Mi rutina diaria en mi altar es súper sencilla: hago algunas ofrendas básicas simples, como muestra de gratitud al Universo por haberme hecho humana en este momento (¡y qué momento es este!). Saco una carta, que me brinda un punto focal para el día: algo que necesito desarrollar, algo que saldrá a la luz, algo que debo tener en cuenta. He utilizado diferentes mazos a lo largo de los años para mi carta diaria. Durante unos 11 años usé las cartas del Oráculo de la Diosa de Doreen Virtue (¡sobre quién me acabo de enterar que ahora es evangélica! Fabuloso, tema para otra ocasión), pero se los dí a mi Melbourne Bestie Rainbow Brownz cuando me fui de Australia, y ahora he estado usando el Tarot Rider Waite por unos años.

Después de sacar la carta, escribo en un diario. Por lo general, escribo sobre eventos notables (porque mi memoria es una mierda y si quiero recordar algo, tengo que escribirlo o tomarle una foto), escribo sobre cómo me siento, qué magia estoy trabajando y cómo quiero ser un canal de amor, transformación, coraje, fé, verdad, acción y alegría. Y otras cosas por el estilo. A veces se trata de la gratitud. A veces se trata de las personas que desearía que se prepararan para abandonar esta tierra lo antes posible. A veces se trata de lo que quiero, mis deseos más profundos y los miedos más horribles. Siempre se trata de revelarme la verdad y abrazar la paradoja de la vida.

Finalmente, medito durante 20 minutos. La forma en que medito cambia según lo que estoy trabajando y lo que quiero lograr, pero el punto principal es que es una práctica con la que estoy comprometida y que haré todos los días durante 20 minutos y no me he saltado un día en muchos años. Lo cual es súper impactante para mí, no puedo creer que lo haya logrado por tanto tiempo. Meditar t-o-d-o-s los días. Increíble. Pero lo hago porque me ayuda enormemente y estoy comprometida con la práctica y saber cómo cumplir un compromiso me convierte en una bruja más poderosa. #protip

Agrego otras actividades si estoy haciendo hechizos, curaciones, trabajo de energía u otras cosas. Pero esta es sólo mi práctica diaria básica. Es cierto que me toma al menos 30 minutos y, a veces, más tiempo si lo necesito, lo quiero, o tengo el lujo de tener tiempo extra. Pero media hora al día realmente no es mucho cuando pienso que me permite estar presente en mi vida de manera clara, sólida, poderosa y llena de visiones para una vida mejor para mí y un mundo mejor para todos.

¡Quizás quieras probarlo!

The Time for Magic

EL TIEMPO PARA LA MAGIA

El tiempo para la magia

Es hora de que enseñe magia. Así, formalmente, a las aspirantes a brujas que necesiten una guía para tender un puente entre la Tierra y el Fuego. Para aquellos que sienten el Espíritu, que incluso lo conocen bien, pero se dan cuenta de que no pueden llegar mucho más lejos solos. Porque si bien la magia es una práctica solitaria en gran medida, también es cierto que ninguna bruja ha explorado los vastos reinos astrales completamente sola. Incluso aquellos que no tuvieron el beneficio del apoyo humano, tenían la orientación de los antepasados, los fuertes susurros de los sueños, la muestra del camino por medio de visitaciones, y muchos otros canales de conexión.

La conexión es una gran parte de la magia, y la conexión con otros humanos es mi conexión favorita. Así que voy a juntar a un grupo que quieran aprender el Arte de la Magia para enseñarles. Súper emocionante! Estoy haciendo esto por dos razones, y ambas se relacionan con diferentes ideas de tiempo. Mi propio Tiempo Brujístico personal es otra historia más profunda y densa, pero por razones prácticas, tomaré prestados los conceptos del tiempo de los griegos: Cronos, Kairos y Aion.

Cronos es un tiempo lineal, cronológico, con pasado, presente y futuro, el único tiempo que reconoce la mayor parte del occidente industrializado. Lo medimos en segundos y siglos. Por el contrario, Kairos se trata de un tipo de tiempo cualitativo, medido en momentos, el momento correcto, un momento especial, una oportunidad. Un momento que no ocurre por la hora que es, sino porque es hora.

He estado pensando en enseñar magia durante muchos años. Décadas, en realidad. Pero hay algunas cosas que son diferentes ahora que hacen que sea el momento adecuado. El primero tiene que ver con Chronos: estoy vieja. No vieja añeja de vieja, no, pero lo suficientemente vieja como para enseñar Magia. Tengo 45 años y, en otros tiempos, probablemente me hubieran considerado Anciana, más que Madre, y de Doncella no me queda nada. Cuando recién empecé a tener maestras y mentores en este oficio, realmente importaba que supieran lo que estaban haciendo. Y aunque me relaciono con Kairos y Aion, también sé que mientras estemos encarnados en estos cuerpos humanos, tenemos un cierto tipo de relación con Chronos, por lo que tener un maestro con experiencia cronológica es importante. Por esto, importa que yo lleve una vida de práctica, no una o dos décadas de experiencia, sino que varias. Uf! 

La segunda razón para enseñar ahora tiene que ver con Kairos. Kairos me está llamando, porque este momento es realmente especial. Simplemente porque es hora. Es hora de que cualquiera que esté dispuesto a ponerse en contacto con su poder, y trabajarlo de una buena manera para el beneficio de todos nosotros, lo haga. Es hora de aprender a usar nuestras voces con fuerza, a decir la verdad y encontrar la liberación en el proceso, para enfrentarnos a la opresión y el fascismo (la magia es básicamente lo opuesto al fascismo, por lo que las brujas son antifa por definición), para crear un mundo nuevo. En este momento, la intensidad de nuestros desafíos ambientales, políticos, sociales y económicos, exacerbados por La Peste del Covid, hacen de este el momento perfecto para que la magia desate su poder. Y eso no es menor, y no debe tomarse a la ligera, y tampoco lo puedo seguir escondiendo. 

Finalmente, Aion no es sólo un concepto de tiempo, de Generación, Edad, Eternidad, sino que también es Fuerza Vital, la Fuente de Todo, la Vida Misma. Por eso, este es el momento de la magia. Porque Aion no puede esperar.

What Magic Is and Isn’t

Qué es y qué no es la magia

Mi varita mágica de 11 años.

Mi vida es super mágica y me siento muy agradecida de esto. Una vida mágica es una existencia maravillosa y llena de maravillas. Es una vida de deleite, de gratitud, de belleza y de poder. Una vida mágica es una vida de crecimiento y alegría, de sorpresa y rimas. De ritmo.

Lo que no es, es una vida fácil. Una vida sin dolor. Una vida segura. Una vida tranquila. Una vida mágica no es una vida pequeña, o una vida predecible, o una vida aceptable. Y como ya dije, no es una vida fácil.

Digo esto porque cuando las personas piensan en la "magia", a veces creen que es el camino de los flojos, instantáneo, sin procesos. Como si en un abrir y cerrar de ojos se lograran las cosas. Lo cual es cierto, pero ¿tienes idea de cuánto trabajo se requiere, trabajo invisible, más allá del velo, debajo de la superficie, para hacer que el abrir y cerrar de ojos sea un hechizo poderoso que hace que las cosas pasen? A menos que seas una bruja experimentada, no, no lo sabes, así que déjame contarte.

Nuestros trajes de carne humana necesitan polaridad para dar sentido al universo y a la vida. Día y noche, hombre y mujer, bien y mal, todos estos son conceptos útiles para navegar por la vida. También son ilusiones, ya que todos somos uno, y la unidad de todo es la realidad definitiva, pero esta verdad no es útil cuando tratamos de hacer las compras, criar a los niños o gestionar los negocios, porque nuestros cerebros humanos estarían en un estado constante de asombro e implosión ante la belleza del amor infinito y ese no es un estado muy funcional desde la perspectiva de un traje de carne. Entonces, utilizamos la polaridad como marcadores para navegar nuestra existencia humana.

Y para ser una bruja poderosa, necesitas surfear la paradoja todos los días: conocer, aceptar y habitar todas las polaridades dentro de ti: tu "bien" y tu "mal", tu "hombre" y tu "mujer", tu "analítico" y tu "creativo", tu "consciente" e "inconsciente", tu "víctima" y tu "victimario" - y todos están entre comillas porque los límites entre esas cosas no son y nunca han sido muy claros. De hecho, diría que gran parte de nuestra enfermedad actual como especie proviene de tratar de sostener estas dicotomías falsas. Entonces, integrarlas en todo tu sistema: tu cuerpo, tu mente, tu alma, tu espíritu, tus emociones, tus pensamientos, etc. es lo que te dará acceso a magia transformadora y fácil.

Pero, ¿tienes idea de cuánto trabajo es? En primer lugar, las herramientas, métodos y prácticas que nos ayudan a hacer esto han sido ridiculizados, prohibidos, perseguidos y humillados durante un par de miles de años (porque funcionan y si todos tenemos acceso al Poder Profundo se le dificulta a algunos el acumular otros tipos de poder). Entonces, esta sabiduría no es súper fácil de acceder. En segundo lugar, una vez que tengas el conocimiento y la sabiduría de las Sendas Ancestrales, debes Realmente caminar la senda. ¿Tienes alguna idea de lo que se necesitará para enfrentar tus miedos más profundos, aceptar los aspectos más repugnantes y vergonzosos de ti mismo, liberar tus traumas más fuertes, comprender realmente que tu dolor es el dolor del mundo y que la curación de la Tierra también es la tuya? 

Permíteme darte una idea, al menos desde mi experiencia: un montón de llanto, de bailar bajo la lluvia, de escribir, de abrazar a mis amigos, de sentirme tan incómoda tanto tan a menudo al decir la verdad que nadie quería oír pero que tenía que ser dicha, días de soledad, semanas de soledad, meses de soledad, años de soledad hasta que se transformaron en mi propia compañía, dolor físico, miedo, miedo, miedo, y hacerlo de todos modos, ayunar, pasar varias noches en el bosque sola, sin hablar con nadie, escribir en un diario, horas y horas de meditación, trabajo de trance, curación energética ... y eso es para empezar.

Entonces, cuando la gente dice "¡¡¡Oh, qué suerte tienes !!! ¡¡¡Eres tan afortunada!!! ¡Tu vida es tan increíble! ¡Haces cosas tan entretenidas! ¡¡¡Siempre tienes donde estacionarte en la puerta!!!! ” y así sucesivamente, no tienen idea del tipo de trabajo que se necesita para poseer tu propio poder de manera clara y justa.

Y también: no creo que sería una bruja tan poderosa como lo soy si no fuera también activista. Porque como mencioné, el poder proviene de la integración de los polos, los extremos. Y no puedo reclamar mi propio poder sin mirar el contexto. Mi propia atención, agencia, y práctica no llegan tan lejos si no analizo el sistema que quiere explotarme hasta matarme. No soy inmune a todos los ismos sólo porque "pienso positivo" o hago hechizos. Entonces, cuando algunas personas por ahí te dicen que "creas tu propia realidad" y puedes "manifestar la vida de tus sueños" (con lo que estoy 100% de acuerdo), si no te están diciendo también que el sistema está podrido y es tóxico y necesita ser transformado, puede decirles que metan sus cristales y sus batidos verdes por donde mejor les quepan porque estas no son brujas que estén caminando por su propia senda de integración. Y no están en condiciones de recomendarte nada.

Entonces, cuando digo que TRABAJO la magia, es porque es trabajo. El trabajo más alegre, gratificante, bello, poderoso y agradable que los humanos pueden hacer, pero igual es trabajo. Te sugiero que consideres trabajar la magia si aún no lo haces, porque como humanos, el trabajo es inevitable. Por favor, no te compres la historia de que el trabajo es algo malo. Ha sido algo malo para muchos de nosotros porque trabajamos en sistemas de explotación y abuso, pero el trabajo mágico real es el camino de la liberación. Espero q lo encuentres y la recorras con gracia. Que así sea.

 

50 Reasons Why I Work Magic

50 razones por las que trabajo magia

Con la carta del día y las herramientas de trabajo.

¿Por qué trabajo la magia? Tengo sin cuenta razones (ja ja) pero empecemos con 50, a la loca, sin orden en particular:

  1. Trabajo la magia porque el mundo no tiene sentido.
  2. Trabajo la magia porque me ayuda a darle sentido al mundo.
  3. Trabajo la magia porque es un bálsamo para mi alma.
  4. Trabajo la magia porque me hace feliz.
  5. Trabajo la magia porque me hace reir.
  6. Trabajo la magia porque es más real que la realidad.
  7. Trabajo la magia porque me ayuda a sanar.
  8. Hago magia porque me hace echar un polvo. 🙂
  9. Trabajo la magia porque me genera dinero.
  10. Trabajo la magia porque me abre el corazón.
  11. Trabajo la magia porque me transforma la vida.
  12. Trabajo la magia porque encuentra maneras donde no las hay.
  13. Trabajo la magia porque me mantiene a salvo.
  14. Trabajo la magia porque me hace poderosa.
  15. Trabajo la magia porque cambia las cosas.
  16. Trabajo la magia porque es todo lo que tenemos.
  17. Trabajo la magia porque es lo mejor que he tenido.
  18. Trabajo la magia porque relaja mis músculos.
  19. Trabajo la magia porque me pone creativa.
  20. Trabajo la magia porque quiero perdonar.
  21. Trabajo la magia porque quiero crecer.
  22. Trabajo la magia porque quiero aprender.
  23. Trabajo magia porque quiero ser un buen líder.
  24. Trabajo la magia porque necesito compasión.
  25. Trabajo la magia porque anhelo la conexión.
  26. Trabajo la magia porque busco el significado.
  27. Trabajo la magia porque me mantiene saludable.
  28. Trabajo la magia porque me da esperanza.
  29. Trabajo la magia porque ayuda a mis seres queridos.
  30. Trabajo la magia porque así es como recuerdo que la Diosa está de mi lado.
  31. Trabajo la magia porque así es como vamos a cambiar el mundo.
  32. Trabajo la magia porque funciona como magia.
  33. Trabajo la magia porque así es como nos sanamos.
  34. Trabajo la magia porque es uno de las gracias de estar viva.
  35. Trabajo la magia porque me gusta hacer que pasen cosas.
  36. Trabajo la magia porque quiero estar del lado de la Divinidad.
  37. Trabajo la magia porque mis antepasados lo exigen.
  38. Trabajo la magia porque mis descendientes lo esperan.
  39. Trabajo la magia porque no puedo permitirme no hacerlo.
  40. Trabajo la magia porque me gusta como se siente.
  41. Trabajo la magia porque me gustan los resultados.
  42. Trabajo la magia porque me gusta el ritual.
  43. Trabajo la magia porque la vida es muy difícil sin ella.
  44. Trabajo la magia porque es lo más entretenido.
  45. Trabajo la magia porque confío en ella.
  46. Trabajo la magia porque es mi deber.
  47. Trabajo la magia porque es mi privilegio.
  48. Trabajo la magia porque es mi camino.
  49. ¡Trabajo la magia porque soy una bruja!
  50. Trabajo la magia porque funciona.

¿Por qué trabajas la magia? O, ¿cómo lo haces si no trabajas la magia?

The Liberation in Discomfort

La liberacion en la incomodidad

Los gentrificadores piden justicia social: una de las muchas paradojas de la vida

He estado pensando mucho sobre lo que significa el estar incómodo y por qué a la gente le da tanto miedo. La ilusión de la certeza (incluso si la certeza es de algo negativo) es tranquilizadora, mientras que la realidad de lo complicados que somos como humanos puede hacernos sentir muy incómodos.

Durante los últimos dos mil años hemos hecho un trabajo fenomenal al negar nuestra naturaleza, exiliando partes de nosotros mismos que habrían hecho imposible desarrollar un sistema capitalista extremadamente patriarcal, misógino, racista, neoliberal que nos haga luchar por la liberación. Hemos reforzado un sistema que favorece algunos tipos de ideas sobre otras: la idea de ser hombre, heterosexual, capaz, rico, de alguna manera superior. Ese sistema solo funciona si aceptamos la idea de que algunos humanos son mejores que otros, y que todos somos muy diferentes.

Pero no hay humanos mejores que otros, y todos somos iguales. No se trata de género, raza, orientación sexual, clase, ingresos, riqueza o cualquier otra categoría en la que nos ubiquemos. Se trata del hecho de que ponernos en categorías al extremo que lo hemos hecho es tóxico para nuestras almas, y destructivo para las comunidades y sociedades. Sólo cuando nos encajonamos como "otro" podemos abusar y explotar a otros (que es como funcionan todos los "ismos").

Y sin embargo, por supuesto que todos somos diferentes, y esas diferencias hacen que la vida sea increíble. Esas diferencias también han hecho que algunas de nuestras vidas hayan sido un infierno durante generaciones, simplemente porque estamos en la categoría equivocada. Mi punto es que no somos tan diferentes que algunos de nosotros "merecemos" mejor o más que otros. Ambas cosas son ciertas: todos somos únicos y todos somos iguales, todos somos diferentes y, sin embargo, todos somos uno. La vida es una paradoja. La paradoja es incómoda.

Estoy fascinada por la intersección de la espiritualidad y el activismo, porque tenemos que aceptar la paradoja que describo para hacer un cambio real. Tenemos que considerar que todos tenemos diferentes visiones, deseos y necesidades, y sin embargo somos iguales en el sentido de que todos queremos una poder satisfacer esas visiones, deseos y necesidades. Como mencioné antes, creo que la paradoja es el principio organizador de la Vida, y la única forma en que sé aceptar la paradoja es la práctica espiritual.

Mi cerebro no puede aceptar fácilmente la paradoja, no de la manera en que mi corazón y mi espíritu pueden hacerlo. La verdad es que cada categoría que utilizamos para alienarnos y abusar unos de otros está presente en todos nosotros. Algunas personas pueden verse perfectamente sanas y estar luchando con enfermedades o discapacidades. Soy mujer y, sin embargo, tengo muchas de las características que tradicionalmente se asocian con los hombres. Los hombres también sufren de no poder expresarse plenamente en un sistema que los desalienta de poseer cada aspecto de su ser. Y todos los otros géneros están luchando para ser reconocidos y vistos. ¿Qué nos pasa? Estoy horrorizada por lo que el consumo excesivo le está haciendo a nuestros cuerpos y almas y al planeta, pero definitivamente tengo una veta codiciosa en mi ser. Tu también la tienes. Todos la tenemos.

Entonces, mientras no nos sintamos cómodos con la paradoja, continuaremos poniéndonos a nosotros mismos y a los demás en pequeñas y limitantes cajas de “bien contra mal” y “nosotros contra ellos”, olvidando que todos somos víctimas y todos somos perpetradores, que todos somos divinos y también malvados al mismo tiempo. Todos nosotros. Estas cajas no nos llevan hacia la liberación. En absoluto. Nos mantienen encarcelados. 

Y, sin embargo, nuestras identidades son críticas y sagradas y no podemos perderlas, y no debemos perderlas. Pero realmente necesitamos dejar de usarlas como arma. No podemos atacarnos por ser quiénes somos. Necesitamos mantener las categorías mientras honren nuestra identidad, y debemos desmantelarlas en la medida en que las usamos para abusar unos de otros. Las dos cosas son verdad. Esto es una paradoja, y puede ser incómoda. Es más cómodo aferrarse a la ilusión de la certeza que aceptar la realidad de la paradoja. La paradoja es incómoda. Pero es en esa incomodidad es que caminamos el camino de la liberación. No estoy sugiriendo que lo disfrutes, solo te animo a que te sientas lo suficientemente cómodo como para que dejemos de sabotear nuestra liberación. En este caso, es real que estamos todos en la misma.

es_CLEspañol de Chile
es_CLEspañol de Chile en_USEnglish