Welcome to Another World

Bienvenido a otro mundo

Elisa Loncón, 58 años Mapuche mujer, fue elegida el 4 de julio para ser la presidenta de la Convención Constitucional, el grupo de personas que redactarán una nueva Constitución para Chile durante los próximos 9 meses. La Sra. Loncón es académica especializada en lingüística, habla mapudungún, español e inglés, y está en la facultad de la Universidad de Santiago. Maldita sea. Ella es alucinante.

Su discurso de aceptación fue breve y lo más transformador que he escuchado este año: habló sobre la refundación de Chile. Tres veces. de hecho, la tercera vez dijo "encontrado", directamente. Los conté porque era muy poderoso de escuchar. No tuvo que explicarlo, como lingüista, es excelente con su elección de palabras. Lo que tenemos no está funcionando, ¿qué tal si empezamos de nuevo? Pero lo explicó, por si acaso, para las personas de atrás que nunca tienden a captar el mensaje, y lo que tenía que decir fue profundamente inspirador. No hay forma de que pueda hacerle justicia, y como no pude encontrar una versión en inglés en Internet, decidí que compartir con ustedes mi traducción era lo mejor que podía hacer. Solo lee y dime que se equivoca. Dime que no se puede hacer. Dime que no hay otra forma. Yo Te reto. 

¡MARI MARI PU LAMNGEN!
(Saludos hermanos y hermanas)

¡MARI MARI KOM PU CHE!
(Saludos a toda la gente)

MARI MARI CHILE MAPU!
(Saludos al país de Chile)

MARI MARI PU CHE TA TUWULÜ TA PIKUN MAPU PÜLE!
(Saludos a las personas que viven en las tierras del norte)

MARI MARI PU CHE TA TUWÜLU TA PATAGONIA PÜLE!
(Saludos a la gente que vive en la Patagonia)

¡MARI MARI PU CHE TA TUWÜLU TA DEWÜN PÜLE!
(Saludos a la gente que vive en las islas)

MARI MARI PU CHE TA TUWÜLU LAFKEN PÜLE!
(Saludos a la gente que vive en la costa)

¡MARI MARI KOM PU LAMNGEN!
(Saludos a todos, hermanos y hermanas)

Un gran saludo al pueblo de Chile desde el norte a la Patagonia, desde el lafken, el mar, a la cordillera; en las islas, a toda la gente de Chile que nos mira y escucha. Aquí estamos pu lamngen, para agradecer el apoyo de las diferentes coaliciones que nos brindaron su confianza, que pusieron sus sueños en la convocatoria que hizo la Nación Mapuche para votar por una persona mapuche, una mujer, para cambiar la historia de este país. 

Estamos muy contentos por esta fuerza que nos dan, pero esta fuerza es para todo el pueblo de Chile, para todos los sectores, para todas las regiones, para todos los pueblos y naciones originarias que nos acompañan, para sus organizaciones, para todos. Este saludo y agradecimiento es también para la diversidad sexual, este saludo es también para las mujeres que caminaron contra cualquier sistema de dominación, para agradecer que en esta ocasión estamos instalando aquí una forma plural de ser plural, una forma democrática de ser, una forma participativa. de ser. 

Esta Convención que hoy tengo que presidir transformará a Chile en un Chile plurinacional, en un Chile intercultural, en un Chile que no viola los derechos de las mujeres, los derechos de las cuidadoras, en un Chile que cuida de la Madre Tierra, en un Chile que limpia las aguas, en un Chile libre de toda dominación. Un saludo especial al lamngen mapuche de Wallmapu, este es un sueño de nuestros antepasados, este sueño se hace realidad hoy. 

Es posible, hermanas y hermanos, compañeros, refundar este Chile, para establecer una nueva relación entre el pueblo mapuche y todas las naciones que conforman este país. En este contexto, pu lamngen, esta es la primera señal de que esta Convención va a ser participativa. Nosotros, como pueblos indígenas, establecimos que va a ser un liderazgo rotativo, un liderazgo colectivo, que daría espacio a todos los sectores de la sociedad aquí representados. Todos juntos, pu lamngen, vamos a refundar este Chile. 

Tenemos que ampliar la democracia, tenemos que ampliar la participación, tenemos que convocar a todos los rincones de Chile a ser parte de este proceso. La Convención debe ser un proceso participativo y transparente, para que nos vean desde el último rincón de nuestro territorio y nos escuchen en nuestras lenguas nativas que han sido postergadas por todo lo que ha sido el Estado-Nación chileno. Por los derechos de nuestras naciones originarias, por los derechos de las regiones, por los derechos de la Madre Tierra, por el derecho al agua, por los derechos de las mujeres y por los derechos de nuestros niños.

También quiero expresar mi solidaridad con los demás pueblos que sufren. Hemos escuchado en la televisión lo que les ha pasado a los niños indígenas de Canadá, es vergonzoso cómo el colonialismo ha asaltado y atacado el futuro de las naciones originarias. Nosotros, hermanos y hermanas, somos un pueblo solidario. 

Quiero agradecer aquí a la autoridad originaria del pueblo mapuche, Machi Francisca Linconao, por su apoyo. También tengo una madre que me está mirando desde mi comunidad de Lefweluan, una madre que hizo posible que esta mujer estuviera aquí. Gracias a todas las mujeres que luchan por el futuro de sus hijos e hijas. Por último, envíe un saludo a los niños y niñas que nos escuchan, que nos miran. 

Hoy se funda un nuevo Chile plural, plurilingüe, con todas las culturas, con todos los pueblos, con las mujeres y con los territorios, ese es nuestro sueño de redactar una Nueva Constitución. 

Manum pu lamngen
(Gracias hermanos y hermanas)

¡Marichiweu! ¡Marichiweu! ¡Marichiweu!
(Diez veces ganaremos, diez veces ganaremos, diez veces ganaremos)

ELISA LONCON ANTILEO
Presidente de la Convención Constitucional

The Magic is Back

La magia ha vuelto

El neoliberalismo nació y muere en Chile

En realidad nunca desapareció, pero ahora está al frente y al centro, orgulloso, visible. Sin esconderme. Tomando su lugar justo.

Hablo de lo que pasó el pasado fin de semana en Chile. Después de 30 años de una democracia que no se sintió inclusiva, equitativa, diversa o justa, como resultado directo de que Chile fue el primer laboratorio en el aterrador experimento neoliberal que prioriza las cosas sobre las personas, las personas están cambiando las cosas. Y no los están cambiando un poquito, en los bordes, en la periferia, con disculpas. No, no, no, no señor, esta vez estamos cambiando las cosas de forma profunda, transformadora, desde cero.

Estoy hablando del primer estado nación moderno que ha acordado escribir una nueva Constitución flamante, elaborada por el primer grupo elegido democráticamente de 155 personas que encarna la equidad de género, la diversidad y, gracias a la Diosa, las tendencias de izquierda. Y por inclinarse hacia la izquierda me refiero a un entendimiento de que todos estamos juntos en esto, y que el gobierno puede y debe servir a la gente. Me refiero a inclinarse hacia la izquierda en lugar de "Si no tienes dinero, mierda", que es el enfoque de inclinación hacia la derecha más común. Eso es todo lo que quiero decir con estos propósitos.

Incluso hace unos pocos años, la idea de crear una Constitución sonaba absurda. "¡No se puede simplemente reescribir el documento más básico de gobernanza en un país!" Oh sí, sostén mi bebida, ¿por qué diablos no? Si no está sirviendo a la gente, si es corrupto, si nos está lastimando, ¡¡¡¡ARRIBA EL MOFO !!!! Cuando era joven, lo más exasperante que oía acerca de por qué el progreso no podía suceder en Chile era que algunas ideas eran "inconstitucionales", y yo dije: "Sí, pero un dictador escribió la Constitución (no del todo, pero básicamente ), ¿no podemos deshacernos de esos bits? " Y me encontraría con ojos y suspiros de "pobre bebé, no entiende nada".

De todos modos, pasó el tiempo, y "de repente", después de 30 años de intentar retocar las cosas y probar el cambio social y político por todos los medios posibles, los chilenos se dieron cuenta de que no hay forma de comerse un caca que le dé sabor. bien. Necesitamos conseguir una comida real. En octubre de 2019, un "estallido social", también conocido como estallido social, comenzó (puedes leer mis escritos al respecto aquí y aquí) y terminó con un referéndum democrático para que el país pase por un proceso para redactar una nueva Constitución. Pero no una Constitución cualquiera, una Constitución que será redactada por una Asamblea Constituyente de gente común y corriente que realmente represente a sus pares, no a un montón de políticos corruptos de carrera. 

Una vez que se llevó a cabo el referéndum (que tuvo que retrasarse debido a la pandemia), el OCHENTA por ciento de los chilenos que votaron expresaron su deseo de una nueva constitución escrita para y por sus compatriotas. Esas 155 personas fueron elegidas el fin de semana pasado y ahora tienen 9 meses (el mismo tiempo que se necesita para crear una nueva vida) para entregar el documento. Es posible que puedan obtener una extensión única de 3 meses, lo que significa que en un año deberíamos tener una nueva Constitución que luego se llevará a las urnas para un referéndum de Sí o No. 

¿Y quién está a cargo de este enorme trabajo de redactar una nueva Constitución? Por los números:

  • 77 mujeres y 78 hombres
  • 60 abogados
  • 45 años en promedio
  • 41% menores de 39 años
  • ⅔ Se necesita quórum, lo que significa que será necesario crear un consenso y nadie podrá imponer sus puntos de vista sin negociación, colaboración o compromiso.
  • 17 son representantes de pueblos indígenas. 

Cómo resultará todo esto, no lo sabremos hasta dentro de un año. Esto es lo que sí sabemos: lo que hemos estado haciendo hasta ahora ha sido un fracaso estrepitoso. El hecho de que el primer lugar que fue sometido al modelo neoliberal sea el primer lugar para tomar una acción radical para rechazarlo y abrazar un proceso abierto, democrático y justo para intentar algo nuevo, es la poesía. Tampoco creo que sea un accidente. Chile lo ha tenido con esto porque lo hemos estado soportando por más tiempo. Que la transformación en la que estamos comprometidos nos lleve a un mañana mejor, que inspire a otras naciones, que centre la Vida y el Amor y los Derechos Humanos. No tengo ninguna duda de que lo hará.

Así sea.

Rites of passage as limits and boundaries

Ritos de paso como límites y fronteras

Izquierda: Billie Eilish 17 años, derecha: Billie Eilish para entrevista de Vogue 19 años

Me gusta pensar que en el pasado, antes de la revolución industrial, cuando un diente infectado podía matarnos porque aún no teníamos antibióticos, el ritual era una parte más explícita y clara de nuestras vidas. Si te gusta la antropología, la etnografía o incluso la sociología, es posible que hayas leído acerca de los diferentes ritos que anuncian una vida, diferencian la infancia de la edad adulta, cómo el cuidado de los ancianos se diferencia de otros tipos de cuidado, cómo se puede aceptar y procesar la muerte en de muchas maneras diferentes, y nosotros, las brujas, mantenemos que la forma en que hacemos todas y cada una de estas cosas tiene un gran impacto en la calidad de nuestra vida terrenal.

Tomemos a Billie Eilish, por ejemplo. Ella es una músico ridículamente talentosa de 19 años que se hizo absurdamente famosa cuando era adolescente; leía, cuando era niña. Al ser una persona pública, todos sus fanáticos y los medios de comunicación siguen cada uno de sus movimientos, y ella eligió un estilo de ropa holgada como su marca registrada para que la gente no comentara sobre su cuerpo ni le importara ningún tipo de mierda. Esto es brillante de su parte, y desmoralizante y deprimente que tuvo que esconder su cuerpo como defensa de idiotas sin nombre que se sienten con derecho a tener opiniones sobre los cuerpos de las mujeres. 

De todos modos, creció ante el ojo público y apenas este mes aparece en la portada de la revista Vogue con lo que tradicionalmente se considera ropa súper sexy y provocativa: lencería, corsés, tacones altos, medias, el trabajo. A la mayoría de sus fans les encanta el look, algunos sienten que se “agotó”, la mayoría de las personas que están al tanto de las idas y venidas de celebridades tienen una opinión. 

Mi opinión es la siguiente: me encanta que esta joven de 19 años eligiera gritarle al mundo, con su look y estilo, “Soy una mujer sexy y madura”, y que no lo hizo a los 17. Creo que probablemente lo habría hecho a los 18, pero con la pandemia y todo eso, así que quién sabe. Su portada de Vogue no deja lugar a dudas sobre el hecho de que está eligiendo un look muy específico, con connotaciones muy específicas, que es apropiado para un adulto y no para un niño. 

Y si bien la diferencia entre 17 y 18 puede no ser tanta, y puede ser que a esas edades los humanos ya sean mayoritariamente adultos, y probablemente estén súper cargados sexualmente, es importante que tracemos la línea en alguna parte. ¿Por qué? Porque no podemos proteger a los jóvenes de los depredadores mayores de forma individual. Si bien el consentimiento sexual es un tema completamente diferente, es importante que como sociedad estemos de acuerdo en que no está disponible hasta que los niños son adultos, y que el límite de la niñez, el límite de la edad adulta, ocurre a los 18 años. 

Esto no significa que haya crecido completamente y no continuará madurando después de los 18, solo significa que antes de esa edad, es un niño y merece nuestro amor, cuidado y protección como niño. Y que después de los 18, eres libre de correr salvajemente y arruinar tu vida o prosperar, como mejor te parezca.

Mi reacción instintiva ante el nuevo look de Billie Eilish fue: “Está bien, ella puede hacer lo que quiera ahora que es mujer. Me alegro de haber compartido con el mundo un memorando tan explícito ”. Cuando se sexualiza a las personalidades más jóvenes de los medios de comunicación, es confuso y peligroso para todos los involucrados. Aprecio mucho la claridad del límite que este sesión de fotos como rito de iniciación comunica. Ahora está claro para todos que Billie Eilish ya no es una niña, y esto se ha comunicado en el momento oportuno. ¡Qué refrescante! Que todos encontremos los ritos de iniciación que necesitamos para todas las etapas de nuestra vida.

The day the sun didn’t rise

El día que el sol no salió

Es miércoles 9 de septiembre de 2020 y no salió el sol en San Francisco. En realidad, no salió en absoluto en el Área de la Bahía. Los coches circulan con los faros encendidos y yo tengo las mismas luces encendidas que por la noche. Las luces de mis vecinos también están encendidas. Salí y hace frío, un frío extraño, espeluznante y espeluznante que no creo haber sentido antes. Hace frío no porque sea realmente frío como un día frío normal, hace frío como debería ser un día caluroso, excepto que el sol está siendo bloqueado por una enorme nube de humo tan espesa que la luz no puede pasar y el día no se calienta arriba.

Es el cumpleaños de mi mamá. Ella está en Santiago de Chile y esperé para controlarme antes de llamarla porque no quería asustarla porque el fin de los tiempos se sintiera particularmente dramático en SF hoy. Chile apenas se está arrastrando fuera de un agujero inducido por Covid que ha estado golpeando al país durante meses. Hay un referéndum crítico en octubre. Además, huelgas, recesión económica, todo.

Mi mejor amiga vive en Herzliya, a 13 kilómetros de Tel Aviv. La llamo por video para poder mostrarle el show de mierda fuera de mi ventana, pero también sé que Israel está pasando por un momento profundo de intensificación de su propio show de mierda. Israel nunca ha sido un lugar fácil, pero para aquellos de ustedes que siguen las noticias mundiales, saben que en este momento Netanyahu está actuando mal. Mi mejor amiga, su pareja y sus hijas adolescentes han estado protestando en Jerusalén todos los viernes durante semanas. Así que no mantengo a mi amigo en el teléfono por mucho tiempo porque al menos trato de condensar mis sesiones de lloriqueos / asustarme al mínimo. 

Y lo mínimo es esto: es importante reconocer el dolor, sentir el miedo, preocuparse por cosas preocupantes, como la pérdida de LUZ NATURAL por colapso ecológico. Pero no podemos permitirnos el lujo de vivir en esos lugares. Entonces, ¿qué hacemos en su lugar? Bueno, me levanté un poco antes de las 8 am y he estado trabajando esta mañana. He estado leyendo las noticias y enviando mensajes a mis seres queridos de todo el mundo para contarles lo que sucede aquí. Porque hay algo transformador en el acto de compartir y facilita el apoyo de los demás. Me senté en el altar, como siempre. Sacó una carta del tarot, tan hermosa y llena de alegría que se sentía "mal". Pero en mi experiencia, el tarot nunca se equivoca.

Es cierto que mi vida en este momento es hermosa y está llena de alegría. Puedo celebrar el cumpleaños de mi madre, a distancia, pero lo celebro de todos modos. Tengo tantos amigos en la bahía que literalmente podría pasar el resto del día llamándolos a todos. De hecho, puedo hacer eso. Mi teléfono se ha llenado de mensajes de texto y llamadas de personas que se sienten confundidas, tristes, aterrorizadas, enojadas… Lo mejor que podemos hacer ahora es estar juntos. No sabemos exactamente cómo vamos a superar esto, pero sabemos que no lo haremos solos. Nos necesitaremos unos a otros, y no tener todas las respuestas de inmediato ha sido SIEMPRE el estado de cosas para los humanos. Es solo que en este momento nos está abofeteando con más fuerza de lo que lo ha hecho desde que tenemos memoria. Dar el siguiente paso juntos revelará el siguiente. Y el siguiente. Definitivamente lo lograremos. Se hace camino al andar. No lo olvides.

As Within, So Without

Como Es Adentro, Es Afuera

El encantador Brian Truskowski me entrevistó para su podcast "IluminarCuando me presenté, le dije soy bruja, que hago magia y que tengo un montón de herramientas espirituales que me han permitido construir una vida realmente hermosa, la cual disfruto mucho. También soy activista, paso mis días trabajando en el cambio social y estoy obsesionada con el contexto político socioeconómico que nos afecta a todos.

Estas dos cosas son piezas centrales de mi identidad, el cómo y el por qué de mi brujería es un cuento más largo, pero soy activista porque no puedo ser bruja y no querer influir también en el mundo exterior. Como es adentro, es afuera.

En mi conversación con Brian, le conté sobre tres ideas que son importantes para mí, de las que me has oído hablar antes, pero que explican mi profunda conexión con la brujería y el activismo:

1. La paradoja es el principio organizador de la vida.

Cuando creo en esta idea, puedo amar más abiertamente y puedo amar más plenamente. Creo que la conexión y la encarnación del amor es lo que necesito para estar sana y feliz. Las cosas que aparentemente son contradictorias pueden ser ciertas al mismo tiempo: puedo ser muy estratégica y muy analítica y muy aguda operando en un entorno pseudo corporativo y aportar un lente de estrategia descolonizadora, aportar un corazón abierto, aportar una profundidad de intuición. Eso no hace que la estrategia sea menos válida y no hace que la magia sea menos mágica. Pero es trabajo: incorporar cosas aparentemente contradictorias y encarnar la paradoja. Poseer la paradoja significa que entiendo que puedo hacer malas cosas, pero eso no me convierte en una mala persona. Puede que no seas el ser humano que quiero que seas 100% del tiempo, y eso no te hace menos humano. Aceptar esto me permite amarte de todos modos, y amarte abiertamente y con compasión. Puedo hacer esto para mí misma primero y luego por todos los demás. 

2. Decir la verdad es el camino de la liberación.

El acto de decir la verdad en sí tiene poderes mágicos. Cambia la conciencia, crea conexiones, transforma realidades. Si no hay problema, no hay solución, y como ciertamente construimos nuestra realidad al verbalizarla, es fundamental buscar la verdad, contarla, y cuando creas que la has encontrado, sigue buscándola. La verdad es la dirección del viaje, no un lugar en sí.

3. La política importa.

El surgimiento del fascismo, del autoritarismo, de la opresión y la violencia son reales. Lo menciono cada vez que tengo la oportunidad porque la forma en que suceden estas cosas a nivel político es cuando intentamos fingir que no está sucediendo, o tenemos demasiado miedo de hablar de eso. Me aterra la situación política en los Estados Unidos y, aunque no puedo hacer todo para solucionarlo, puedo hacer algo al respecto. Esto no se resolverá solo, lo solucionaremos entre todos. 

Entonces, si crees que podemos darle “luz y amor” al desastre actual para resolverlo, por favor toma asiento y escucha a las mujeres y los hombres que han resistido durante siglos y aprende de como lo han hecho para sobrevivir. Si crees que puedes hacer un batido verde para saciar de tu sed espiritual, tienes un largo camino por recorrer en tu búsqueda y se me ocurre mencionar que tu camino será más claro si piensas en los demás también.

No tienes que ser bruja para tener poder espiritual, pero ayuda. No tienes que ser activista para ser feliz, pero ciertamente no duele. Quiero invitarte hoy a que hagas una cosa que te acerque más al espíritu, y una cosa que hará que el mundo que te rodea sea un poco mejor. Y déjame agradecértelo en nombre de la Vida.

 

The Liberation in Discomfort

La liberacion en la incomodidad

Los gentrificadores piden justicia social: una de las muchas paradojas de la vida

He estado pensando mucho sobre lo que significa el estar incómodo y por qué a la gente le da tanto miedo. La ilusión de la certeza (incluso si la certeza es de algo negativo) es tranquilizadora, mientras que la realidad de lo complicados que somos como humanos puede hacernos sentir muy incómodos.

Durante los últimos dos mil años hemos hecho un trabajo fenomenal al negar nuestra naturaleza, exiliando partes de nosotros mismos que habrían hecho imposible desarrollar un sistema capitalista extremadamente patriarcal, misógino, racista, neoliberal que nos haga luchar por la liberación. Hemos reforzado un sistema que favorece algunos tipos de ideas sobre otras: la idea de ser hombre, heterosexual, capaz, rico, de alguna manera superior. Ese sistema solo funciona si aceptamos la idea de que algunos humanos son mejores que otros, y que todos somos muy diferentes.

Pero no hay humanos mejores que otros, y todos somos iguales. No se trata de género, raza, orientación sexual, clase, ingresos, riqueza o cualquier otra categoría en la que nos ubiquemos. Se trata del hecho de que ponernos en categorías al extremo que lo hemos hecho es tóxico para nuestras almas, y destructivo para las comunidades y sociedades. Sólo cuando nos encajonamos como "otro" podemos abusar y explotar a otros (que es como funcionan todos los "ismos").

Y sin embargo, por supuesto que todos somos diferentes, y esas diferencias hacen que la vida sea increíble. Esas diferencias también han hecho que algunas de nuestras vidas hayan sido un infierno durante generaciones, simplemente porque estamos en la categoría equivocada. Mi punto es que no somos tan diferentes que algunos de nosotros "merecemos" mejor o más que otros. Ambas cosas son ciertas: todos somos únicos y todos somos iguales, todos somos diferentes y, sin embargo, todos somos uno. La vida es una paradoja. La paradoja es incómoda.

Estoy fascinada por la intersección de la espiritualidad y el activismo, porque tenemos que aceptar la paradoja que describo para hacer un cambio real. Tenemos que considerar que todos tenemos diferentes visiones, deseos y necesidades, y sin embargo somos iguales en el sentido de que todos queremos una poder satisfacer esas visiones, deseos y necesidades. Como mencioné antes, creo que la paradoja es el principio organizador de la Vida, y la única forma en que sé aceptar la paradoja es la práctica espiritual.

Mi cerebro no puede aceptar fácilmente la paradoja, no de la manera en que mi corazón y mi espíritu pueden hacerlo. La verdad es que cada categoría que utilizamos para alienarnos y abusar unos de otros está presente en todos nosotros. Algunas personas pueden verse perfectamente sanas y estar luchando con enfermedades o discapacidades. Soy mujer y, sin embargo, tengo muchas de las características que tradicionalmente se asocian con los hombres. Los hombres también sufren de no poder expresarse plenamente en un sistema que los desalienta de poseer cada aspecto de su ser. Y todos los otros géneros están luchando para ser reconocidos y vistos. ¿Qué nos pasa? Estoy horrorizada por lo que el consumo excesivo le está haciendo a nuestros cuerpos y almas y al planeta, pero definitivamente tengo una veta codiciosa en mi ser. Tu también la tienes. Todos la tenemos.

Entonces, mientras no nos sintamos cómodos con la paradoja, continuaremos poniéndonos a nosotros mismos y a los demás en pequeñas y limitantes cajas de “bien contra mal” y “nosotros contra ellos”, olvidando que todos somos víctimas y todos somos perpetradores, que todos somos divinos y también malvados al mismo tiempo. Todos nosotros. Estas cajas no nos llevan hacia la liberación. En absoluto. Nos mantienen encarcelados. 

Y, sin embargo, nuestras identidades son críticas y sagradas y no podemos perderlas, y no debemos perderlas. Pero realmente necesitamos dejar de usarlas como arma. No podemos atacarnos por ser quiénes somos. Necesitamos mantener las categorías mientras honren nuestra identidad, y debemos desmantelarlas en la medida en que las usamos para abusar unos de otros. Las dos cosas son verdad. Esto es una paradoja, y puede ser incómoda. Es más cómodo aferrarse a la ilusión de la certeza que aceptar la realidad de la paradoja. La paradoja es incómoda. Pero es en esa incomodidad es que caminamos el camino de la liberación. No estoy sugiriendo que lo disfrutes, solo te animo a que te sientas lo suficientemente cómodo como para que dejemos de sabotear nuestra liberación. En este caso, es real que estamos todos en la misma.

es_CLEspañol de Chile